Proteína en polvo

Gabriel 0

protéine en poudre

Conceptos básicos sobre proteínas en polvo

Al realizar deportes de alto nivel, ya sea entrenamiento de fuerza o cualquier otra actividad, la cuestión de tomar proteína en polvo surge muy rápidamente. Su fácil digestibilidad y altas necesidades de musculación lo convierten en un producto indispensable de la práctica deportiva intensa, pero su consumo también puede formar parte de una dieta vegetariana. Existen diferentes tipos de origen animal o vegetal. Descubra qué hay detrás de esta proteína en polvo.

¿Por qué tomar proteína en polvo?

Las proteínas son la principal macromolécula que nutre y desarrolla los músculos. Cuando están muy ocupados con esfuerzos regulares y violentos, su necesidad de proteínas explota. Para funcionar, los músculos «rompen» sus fibras, que son reparadas con proteínas. Y para recuperarse del trauma del esfuerzo, el cuerpo construye más fibras nuevas con cada entrenamiento. Esto se llama sobrecompensación, lo que explica la ganancia de músculo. El consumo de proteína en polvo inmediatamente después del ejercicio ayuda a que los músculos se recuperen por completo con un concentrado de proteína del que pueden extraer energía para reconstruirse. Tomar una dosis de proteína en polvo antes del entrenamiento también puede ser útil para minimizar la degradación muscular. La digestión de carbohidratos también se ralentizará, lo que proporcionará más energía durante el ejercicio y facilitará el viaje. Así, la ingesta de proteína en polvo favorece la asimilación de masa muscular, es decir, muscular, así como el entrenamiento post-recuperación. Dependiendo de tus objetivos, puedes tomarlo regularmente a lo largo del día, respetando siempre la dosis máxima recomendada.

Una forma fácil y conveniente de consumir proteínas todos los días

Un producto deshidratado, la proteína en polvo ofrece posibilidades de almacenamiento y transporte particularmente notables. La mayoría de ellos pueden permanecer en el armario durante aproximadamente 1 año, lejos de la humedad. Esta es una ventaja significativa sobre los alimentos ricos en proteínas normales como la carne o los huevos, que deben refrigerarse y dejarse tiempo para cocinar. La proteína en polvo es fácil de llevar y se puede consumir en todas partes: solo necesita diluirla en la bebida de su elección, lo cual es genial cuando sabe que el cuerpo no puede almacenar proteínas y que debe poder tomarla regularmente durante día. Dependiendo de la marca y el producto, una proteína en polvo puede contener hasta un 98% de proteína pura después de eliminar el azúcar y la grasa. Así, esta forma es la forma más fácil y rápida de asimilar la cantidad diaria de proteína necesaria para asegurar un buen desarrollo muscular, sin tener que tragar kilogramos de huevos, carne y pescado, que pueden causar problemas digestivos y sin duda traerán otros elementos además de proteínas. p>

Diferentes tipos de proteína en polvo

Protein Powder se elabora a partir de una variedad de productos originales. Así, encontramos en polvo proteínas de soja, ternera, guisantes, cáñamo, leche. El criterio principal distingue la proteína animal y la proteína vegetal: la primera contiene todos los aminoácidos esenciales (es decir, el cuerpo no es capaz de sintetizar), lo que no se aplica a la segunda. Por lo tanto, la proteína animal se absorbe mucho mejor por el cuerpo y es más eficiente. El más común en la industria del deporte es una proteína en polvo derivada de la leche, también llamada suero de leche. Hay varias formas: • concentrado • aislado • hidrolizado El concentrado es la forma de proteína en polvo más consumida, especialmente por su textura cremosa y más sabrosa que las otras dos por su mayor contenido en lípidos y lactosa. Debido al bajo nivel de estos dos elementos, el aislado de suero es adecuado para deportistas con intolerancia leve a la lactosa y facilita la digestión. El hidrolizado es el mejor de la línea en suero de leche y se absorbe aún más rápido.

Proteína en polvo y dieta vegetariana

Si nuestro objetivo es mantener en lugar de desarrollar significativamente la masa muscular, o si seguimos una dieta vegana, la proteína vegetal en polvo es un suplemento dietético que combina bien con, por ejemplo, ejercicio moderado o yoga. Como parte de una dieta de adelgazamiento, te permiten tener una proporción de proteínas sin consumir las grasas y los carbohidratos que acompañan a los alimentos sólidos. Los podemos poner por todas partes: en batidos, en ensalada. ¡Así que estamos lejos de los conceptos erróneos que hacen de la proteína en polvo un agente de dopaje legal que te hará un músculo monstruoso! Porque incluso si ese es su objetivo, nunca lo alcanzará simplemente tragando una proteína en polvo: ¡el ejercicio es clave!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *